El temido efecto “ladder”

Ladder o laddering, en español no estoy segura de como lo llaman, imagino que escalera o algo así…

Bueno, cuando intenté usar las agujas circulares con el magic loop, fue eso precisamente lo que no me gustó y por eso opté por las agujas de doble punta para proyectos pequeños como guantes, mitones, calcetines…

Queda como si los puntos estuvieran separados de más, con poca tensión, creando líneas paralelas que se parecen a una escalera de mano.

Pues, por desgracia, he descubierto que con las de doble punta también puede pasar… cuando el primer punto de una de las agujas es del revés.

Problema: los mitones que estoy haciendo… la primera aguja siempre empieza así :(

Resultado:

image

El primer mitón

La verdad, es precioso, me encanta, queda genial! pero no puedo soportar ese efecto escalera al lado de la trenza!!!

Así que me toca intentarlo de nuevo, moviendo la colocación de los puntos en las agujas… sí, me da pereza, no lo voy a negar, pero es que me gustan muchísimo y me gustaría tenerlos bien hechos. Claro que esta vez, sin tantas prisas!!!

Anuncios

Cuando los puntos se escapan…

…y no sólo eso, si no que se te escapan seis puntos ya hechos… en cable!!!

Pues sí, infarto lo primero, chillidos después, lo siguiente la desesperación, y lo último las ganas de llorar! Especialmente si, como yo, estás aprendiendo…

Éste fue el incidente de esta mañana, horror de los horrores, con el trabajo que me está costando el proyecto Rose Tyler… soy muy burra y estoy aprendiendo a lo bestia, agujas de doble punta, ochos, cables… y por supuesto tenía que llegar el gran batacazo (además de esos ligeros errorcillos que se disimulan como se puede…).

Los 6 puntos sueltos, retorcidos porque estaban cruzados en dos grupos de 3… la única opción que se me ha ocurrido ha sido ir tirando de la hebra (con infinito cuidado) e ir recuperando los puntos una vez deshechos en otra aguja, porque no había manera humana de distinguir el orden a simple vista. Ha colado, y he vuelto a pasarlos a su aguja original, pero creo que uno ha quedado suelto de más.

De todas formas, no desesperéis si os sucede y, sobre todo, no deis un brinco ni tiréis de las agujas o de la hebra!!! Todo tiene solución, más o menos aceptable… y si no, recordad (con mala leche, eso seguro) que de los errores se aprende… o eso dicen ;)

Fair Isle para hacer grecas

A raíz de tejer el gorro Secret Crush, mi hermana mencionó la palabreja “intarsia”. Y buscando y buscando en Internet he visto que hay básicamente 2 maneras de intercalar colores.

La primera la llaman Fair Isle, y es la técnica que parece ser que he usado para ese gorro. Consiste en llevar ambos colores a la vez de modo que avanzan a lo largo de toda la vuelta. Usas una hebra y, para cambiar de color “sueltas” esa y cojes la otra. Se suele usar para las típicas grecas que, lo admito, a mí me encantan.

La manera de llevar las hebras a lo largo de la labor varía sobre todo por el gusto y comodidad de la persona que teje. Después de probar de mil maneras, enredarme con los ovillos, dar demasiada tensión y mil problemas más, yo me he decidido por tejer una hebra al modo inglés y la otra al continental. Es decir, una hebra en la mano derecha, que es como aprendí (estilo inglés) y la otra en la derecha (modo continental), que creo que no me resulta muy complicado gracias a la cantidad de ganchillo que he hecho este año, puesto que el movimiento es muy similar.

Cómo no, he empezado otro gorro, éste con un diseño de grecas que vi en Ravelry, Norwegian Star. No sé qué tal saldrá de tamaño, aún me queda practicar mucho para controlar bien los tamaños, pero con el dibujo estoy encantada!!!
image

El punto… con bambú

Punto, calceta, knitting… Pues eso, llevo siglos queriendo aprender y nunca me ponía. Siempre he probado con las agujas que me prestaban y me desesperaba. No conseguía hacer 5 puntos seguidos… se me escapaban, se me escurrían, yo me sentía una inútil y lo dejaba.

Después de haber estado haciendo ganchillo como loca durante unos meses me di cuenta de la posible solución: las agujas de madera o bambú. Así que mi querida hermana, súper fan del punto, sacó sus agujas de bambú y lo intentamos de nuevo. Et voilà!!!

image

Mi segundo intento

El primer intento quedó horroroso, amorfo y lleno de ondas. Pero sirvió para practicar sobre todo la tensión. La foto es de la segunda prueba, ya más regular. Eso sí, igual que me pasó con el ganchillo al principio, está apretadísimo :(

Bueno, por ahora sólo punto del derecho, para ver si consigo hacerme con la posición de las manos y me sale algo más natural, porque si me vierais es para reírse.

Ya sabéis, si alguno de vosotros se encuentra con el mismo problema, probad con agujas de bambú, creo que para empezar son lo ideal, baratas, fáciles de manejar y evitan que la lana se vaya para donde no debe.

Ganchillo: Doble suela

¿Alguno de vosotros hace zapatitos de ganchillo?

Últimamente he probado a hacer varios modelos diferentes. En páginas como Pinterest o Ravelry podéis encontrar muchos patrones tanto gratis como de pago. Yo aconsejaría aprender a leer los patrones americanos, porque son los que más abundan.

Eso sí, después de probar y probar, hay algo que me gusta sin duda y que intentaré hacer de ahora en adelante: la doble suela. Se hace algo más lento, pero el zapato queda mucho más estable y firme. Y es bastante sencillo.

Basta con hacer 2 suelas iguales para cada zapato y unirlas tipo sándwich (con los reveses enfrentados) usando el punto raso (sl st para los que como yo habéis aprendido con ganchillo americano).

Os dejo fotos del progreso.

image

Doble suela

Una vez unidas, se usan esos puntos rasos como base para seguir haciendo el zapato.

Espero haberme explicado con las fotos y que os haya resultado útil, pero si algo no queda claro no dudéis en consultarme.