Agujas de doble punta nuevas

Ayer llegó mi pedido!!!
image

Son 17 sets de 5 agujas de doble punta de bambú… desde 2mm hasta 10mm.

Cuando empecé a hacer punto no creí que fueran tan necesarias, pero enseguida me di cuenta de que estaba equivocada. Para todo lo que quería hacer las necesitaba.

Al tejer los gorros en circular las necesitas para las últimas vueltas, en las que llega un momento que con las circulares es imposible seguir tejiendo. Para hacer los guantes, igualmente imprescindibles. Y son 2 cosas que quiero hacer.

Estaba deseando que llegaran, porque hasta ahora sólo tenía un set de Pony de 3mm, y estoy encabezonada con hacer unos mitones.

El patrón se llama Rose’s Wrist Warmers, y lo podéis encontrar como descarga gratuita en Ravelry. Yo soy de las que siguen los patrones en inglés, pero me parece que ése tiene también patrón en español. Eso sí, yo he cambiado el tipo de lana y el número de aguja, no sé qué tal quedarán de talla, mis manos desde luego no son pequeñas, así que a ver si tengo suerte y atino.

Ya os iré mostrando el progreso.

El punto… con bambú

Punto, calceta, knitting… Pues eso, llevo siglos queriendo aprender y nunca me ponía. Siempre he probado con las agujas que me prestaban y me desesperaba. No conseguía hacer 5 puntos seguidos… se me escapaban, se me escurrían, yo me sentía una inútil y lo dejaba.

Después de haber estado haciendo ganchillo como loca durante unos meses me di cuenta de la posible solución: las agujas de madera o bambú. Así que mi querida hermana, súper fan del punto, sacó sus agujas de bambú y lo intentamos de nuevo. Et voilà!!!

image

Mi segundo intento

El primer intento quedó horroroso, amorfo y lleno de ondas. Pero sirvió para practicar sobre todo la tensión. La foto es de la segunda prueba, ya más regular. Eso sí, igual que me pasó con el ganchillo al principio, está apretadísimo :(

Bueno, por ahora sólo punto del derecho, para ver si consigo hacerme con la posición de las manos y me sale algo más natural, porque si me vierais es para reírse.

Ya sabéis, si alguno de vosotros se encuentra con el mismo problema, probad con agujas de bambú, creo que para empezar son lo ideal, baratas, fáciles de manejar y evitan que la lana se vaya para donde no debe.

Ganchos nuevos

Bueno, tengo que admitir que soy una adicta al ganchillo. Hace unos meses que empecé y no lo suelto. Se ha unido a mi otra adicción: las series en inglés.

Así que, cada noche cuando llego a casa, me planto el pijama y me siento delante de la tele con la lana y los ganchos.

Nada más empezar me compré un set knitpro de madera, preciosísimo… pero claro, aún no sabía que soy de “ganchillo apretado”, y la semana pasada haciendo unas deportivas para bebé me cargué la punta del 3 y del 4 :( En serio, casi lloro del mosqueo que pillé…

Y claro, tocaba comprar ganchos nuevos y, mirando y remirando, me decidí por los de bambú. Un set que cubre del 3 al 10 y aparte uno del 12, que parece agotarse a la velocidad de la luz con la moda del trapillo.

Ganchillos de bambú

Ganchillos de bambú

Han llegado esta mañana y de momento estoy más que contenta. Al tacto se parecen a los de madera, pero son muchísimo más ligeros. Al probar con uno de ellos creí que se me rompería al instante, pero cuando sigues te das cuenta de que son muy resistentes y pasan por la lana con muchísima facilidad.

Dicen que cuanto más se usan van aún mejor, así que seguiré y seguiré a ver si es cierto ^_^ Pero, de momento, los recomiendo sin dudarlo.